top of page

Solemnidad de San Pedro y San Pablo - El poder transformador del encuentro con Cristo




El Papa Francisco, durante la Misa del sábado 29 de junio por la Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, hizo un llamado ferviente a los fieles para que se inspiraran en la vida y el legado de estos pilares de la Iglesia Católica. Ante una multitud de más de 5 mil feligreses en la Basílica de San Pedro, el Santo Padre destacó el celo apostólico que marcó la vida de Pedro y Pablo, invitando a todos a dejarse transformar por la experiencia pascual que vivieron al encontrarse con el Señor.


La ceremonia incluyó la bendición de los palios de 42 arzobispos metropolitanos recientemente nombrados, y contó con la participación de 36 cardenales, 36 obispos y 400 sacerdotes, según informó Vatican News.


El Papa Francisco resaltó cómo Pedro, el pescador de Galilea, y Pablo, el fariseo perseguidor transformado en evangelizador, fueron liberados y experimentaron una nueva vida gracias a su encuentro con Jesús. Francisco también adelantó sobre el próximo Jubileo de 2025, enfatizando la apertura de la Puerta Santa como un símbolo de gracia y renovación espiritual para todos los fieles.

Utilizando la metáfora de las puertas abiertas, el Santo Padre recordó momentos clave en las vidas de Pedro y Pablo, subrayando cómo Dios abre caminos y oportunidades para su pueblo. Animó a los presentes, especialmente a los nuevos arzobispos metropolitanos, a seguir el ejemplo de Pedro y Pablo, siendo pastores celosos que abren las puertas del Evangelio a todos.


La ceremonia también destacó el compromiso ecuménico de la Iglesia, con la presencia de una Delegación del Patriarcado de Constantinopla, y el Papa envió un saludo cordial al Patriarca Bartolomé I.

En su conclusión, el Papa Francisco hizo un llamado a todos a abrir la puerta de sus vidas al Señor Jesús, invocando la intercesión de los Santos Pedro y Pablo por Roma y el mundo entero.


Este evento litúrgico no solo honró la memoria de dos grandes santos, sino que también renovó el compromiso de la Iglesia Católica con la evangelización y el servicio a todos los fieles, inspirando a millones a seguir el ejemplo de fe y entrega de Pedro y Pablo en sus propias vidas.

1 visualización0 comentarios

Kommentare


bottom of page